Veo mi futuro en un sueño

A comienzos de las Navidades pasadas tuve el lujo de asistir a un espectáculo onírico que no pensaba que mi mente era capaz de interpretar. Lo escribí en cuanto pude para no perder detalle, lo he reservado por dos cosas: egoísmo, es mi sueño y me ha gustado, y porque no quería soltar este tipo de post en unas fechas en las que había tan poca gente por aquí, así se generan más cargas de páginas, más comentarios, más anuncios mostrados, etc, etc. Es decir, más egoísmo, sólo que encubierto.

Lo bueno es que ahora sólo tengo que hacer un copia-pega del archivo donde lo tengo y no estarme hasta las tantas escogiendo una entrada del montón de posibles y escribiendo hasta las mil, tan solo me quedaré viendo alguna serie hasta las mil.

Ahí va:

Me despierto, son las 6:30 de la mañana. No reconozco el lugar, pero el tío que se supone que soy yo sí. Lo veo en tercera persona, es decir, me veo a mí mismo. Tengo unos veintipico, por lo que es un futuro reciente, no tengo pinta de superar los 26-28 años. Estoy más delgado, no diría que enfermizamente delgado, quizá más musculado, así que no me preocupo. Llevo puesta una camiseta de Kukuxumusu como pijama, la reconozco porque aunque ahora mismo tenga unos 4 años me la sigo poniendo para dormir, parece que aunque haya perdido color el cariño que le tengo es el mismo. Ni corto ni perezoso me tiro al suelo y hago tres series de 30 flexiones, sufro viéndome sufrir. Al levantarme suena un teléfono, parecer ser mi móvil, es táctil y tiene un proyector, rollo los mensajes de R2D2 en Star Wars, curiosamente se ve y se escucha con una calidad decepcionante, rollo los mensajes de R2D2 en Star Wars. Es una tal Kimberly. El yo espectador (como vosotros) se pregunta (como vosotros) quién será esta mujer con nombre de Power Ranger rosa.

No había dado mucha importancia al marco, pero estamos en el segundo decenio del siglo XXI y no reconocía el lugar. Yo parecía más o menos feliz hablando con ésta chica. Aún así no había perdido esa indiferencia chulesca ni mi manía de hablar por teléfono a base de gruñidos. Sorpresa, gruñidos en inglés. Me acerco a una enorme ventana que deja entrar algo de luz, llueve, por la distancia al suelo debo estar en un sexto o séptimo piso, ni una sola planta en todo el perímetro exterior, se ve una torre que emerge sobre la ciudad. Ya había estado allí antes así que era fácil, vivía -o vivo, o viviré- en Dublín, era la destilería Guinness, fin del misterio. “¡Genial!”, piensa el Adrián que se limita a ver su propio bio-pic.

Cuelgo el teléfono, me acerco un armario y cojo ropa, de la misma forma que ahora, mantengo la costumbre de dejar las puertas de los armarios  abiertas, por comodidad. Signo inequívoco de que, lamentablemente, vivo solo. Ni un triste perro que me ladre al llegar a casa, vamos, que ni peces.

Me ducho muy rápidamente, de no ser un sueño pensaría haberme convertido en Kent y haber utilizado una cabina. De hecho, salgo de la ducha vestido, como los Sims.

Al lado del ventanal por el que miraba al hablar por teléfono tenía la cocina. Muy pequeña, pero por cómo estaba colocado todo diría que suficiente. Me preparo unos cereales, dato curioso es que yo nunca desayuno cereales, salvo en buffets de los hoteles, soy de Cola-Cao y pa’clase. En fin, me devoro algo tipo Chocapic marca Tesco que ahora mismo no comería. Dejo el bol en el fregadero, un poco de agua y tras mirar el reloj parece que tengo prisa. Cojo una cazadora vaquera desgastada, no me atrevo a decir si es exactamente la que tengo ahora porque la del sueño parecía más ajustada, me saco la capucha por fuera y cojo un mazo de llaves. Mucho futuro, mucho futuro, pero parecía Marty McFly. Antes de salir de casa me echo al hombro una bandolera y pulso una secuencia de botones en un mando a distancia sujeto al marco de la puerta principal. Desde mi perspectiva diría que esa puerta no aguanta dos empujones bien dados, pero con las zancadas que doy no parece que sea el momento de reflexionar sobre ello.

Bajo un piso a pie y ahora llamo al ascensor. ¿Por qué no he llamado arriba? Bueno, parece ser que vivo en el último piso del bloque y no llega hasta ahí, me quedo más tranquilo, menos riesgo de que me derrumben la puerta.

Al salir me asombro al ver que todo sigue igual que en el pasado, esto es, el presente. Los coches no vuelan, los tubos de escape siguen contaminando y el clima irlandés no ha sufrido para nada ese temido cambio climático.

26 comentarios sobre “Veo mi futuro en un sueño”

  1. “Algún día te vas a dar con la puerta del armario”. ¿Nunca te lo han dicho tus padres? No sé a ti, pero en mi caso, y después de 22 años, todavía no me ha pasado.

    Has mermado un buen rato -más- mis horas de sueño de hoy, pero te perdono si tu relato me inspira para soñar algo memorable en las 4 horas que me quedan :)

  2. No empieza mal, aunque lo malo será si después de todo esto te vas a trabajar a una mugrienta y oscura fábrica irlandesa de 6 de la mañana a 6 de la tarde, estas asqueado de ese trabajo pero no puedes volver a España porque la crisis financiera provocó una cruenta guerra civil que te obliga a vivir exiliado allí. Por cierto Kimberly en ese futuro alternativo sería tu oronda casera reclamándote dos meses del alquiler. Esperaremos el desenlace.

  3. FAIL. No había visto que había continuación.
    Una bonita historia, la verdad es que los sueños lúcidos molan, pero ocurren tan pocas veces…
    Te recomiendo ver Walking Life, trata sobre estos sueños, es muy muy buena, pero muy muy rara.

  4. Magnífica historia, mis más sinceras enhorabuenas. Me ha entretenido. No sé si será un capítulo de una serie completa, pero me he quedado con ganas de una trama completa con su desenlace, ahora que ya tienes a los personajes, tienes ya hecha la parte dificil.

    Yo sí sé lo que ganas en tu sueño, 300.000 N€R, o nuevos euros de la república, tras la devaluación del euro en febrero de 2011.

    Por cierto, “deducí”—>”deduje”.

  5. En respuesta a El Tabernero, la he cagado con el comentario de arriba. Lo que iba a decirle a Fran es que me parece que Memory Call quedó un poco destrozada la última vez.

    Y a tí, que está muy bien y… que si Kimberly tenía una hermana para mi yo del futuro.

  6. Qué pedazo de sueño, no sé cómo puedes acordarte de todo eso xD Me ha recordado un poco al ambiente Blade Runner, no sé por qué.

    La historia mola, me ha encantado. Las incoherencias y falta de información tal le dan un toque único.

  7. En respuesta a Aloisius, corregido, qué fallo. No habrá continuaciones a no ser que las sueñe, se puede decir que me conformo con imaginar eso de forma subconsciente. Me alegro de que guste.
    En respuesta a Ellohir, ya digo, al poco de despertar lo escribí intentando hacer memoria para no perder detalles. Según lo iba haciendo me iba dando cuenta de los errores y la incoherencia de algunas escenas, me hizo gracia :P
    En respuesta a El Tabernero, preguntaré xD
    En respuesta a Alexliam, sí.
    En respuesta a Gohan, le echaré un ojo a la peli.
    En respuesta a Patricil, la verdad es que nunca me han dicho nada así. Y la verdad es que tampoco me he dado… debe ser una leyenda urbana.

    Me parece asombroso que hayáis leído la entrada entera. Da gusto tener una audiencia así.

  8. Acojonante, qué nivel de narración tío!
    A mi últimamente me da por tener presentimientos…rollo me voy a caer al pisar ese escalón (y me caigo)
    PD: Kimberly es un buen nombre y el momento pijama short es genial.

  9. Molan los sueños largos con detalles… aunque el último que tuve yo empezaba muy realista hasta que me ponía a conversar con las estatuas. Creo que por probabilidades, tiene más futuro el tuyo.

  10. Hasta ahora no había encontrado tiempo para leerlo (no quería saltarme trozos o dejarlo a medias), y me ha gustado. Esto es uno de los primeros relatos?

    Por otra parte… un bajo, una vespa, trabajo de It crowd… mola! La verdad es que a mi también me vale para el futuro (de hecho, me vale casi para el presente, para entrar al curro uso una tarjeta RFID sin chip a la vista y es blanca con mi nombre! xD).

  11. No, en este caso no es un relato corto de ficción, aunque me lo haya inventado no ha sido conscientemente. Así que este no cuenta.

    Deberíamos meditar seriamente sobre nuestras vidas paralelas, son demasiadas coincidencias. Uhm… ¡soy tu clon!

  12. En respuesta a ElGekoNegro, uhm… igual Valladolid y Santiago sólo son universos paralelos, y yo soy tú en Compostela, y tú eres yo en Pucela. Creo que sí, como en el capítulo de Futurama de los Múltiples Universos…

  13. Vaya que me identifico en tu sueño
    yo recien ayer soñe algo muy parecido soñe que en cierta forma moria y vi a todos mis seres queridos alrededor entonces caigo en una especie de sueño en el cual siento que son 2 dias los que he dormido …pero resulta que despierto 40 años despues de mi presente no se si en mi cuerpo o el de otra persona pero mis recuerdos estaban intactos recordaba perfectamente lo que ahora era mi pasado todo es muy distinto coches que vuelan y asi hasta incluso vi un comercial de un auto chevrolet de forma un poco triangular como con 4 propulsores en donde deberian ir las llantas era un comercial del costo del coche y el financiamiento fue impresionante era un presente muy comun pero adaptado en ese tiempo .recuerdo haber preguntado a un pariente en ese tiempo sobre mi novia y me comento que ya habia hecho su vida eso fue muy triste. hasta incluso que mi ¡equipo de futbol que actualmente lleva 2 campeonatos en ese entonces tenia … solo 3 y que el ultimo campeonato era del año 2009 y el torneo en mi pais termina en diciembre entonces segun mi sueño mi equipo quedara campeon este año y pasaran 40 años si volver a ser campeon que desilusion jejeje eso era un poco lo que recuerdo solo queria compartir este sueño que fue muy raro para mi pero a la vez muy interesante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *