Los instrumentos musicales de Cash Converters

Imagino que todos conocéis estos establecimientos. Básicamente es como si nos quedásemons sin internet y los de eBay decidiesen montar una tienda física en la que la gente deja los productos sin esperar a venderlo directamente a un particular, con más intermediarios.

Siempre que paso cerca de alguno echo un ojo al escaparate, pocas veces entro. Suelen mostrar cosas curiosas: un MacBook con un post-it que dice: Funciona, una Atari 2600 por 80€, patines de herrajes con óxido, calculadoras científicas, discos y películas, etc.

Pero de todas las cosas lo que siempre me llama más la atención y lo que me pone los dientes largos son los instrumentos. A parte de la típica flauta dulce escolar babeada por cualquier niño con varicela puedes encontrar cosas muy elegantes.

La semana pasada me dejé caer por uno con un amigo, sólo por curiosear, y además de los sudamericanos comprando herramientas de obra pesada y material de seguridad (me fiaría de un martillo neumático de segunda mano, incluso de un casco, pero no pondría mi vida en juego por ahorrarme unos euros en un arnés) se me fueron los ojos a cuatro cosas muy concretas: primero, un bajo de madera con un tacto muy suave, tan suave que de tenerlo lo llamaría Bossa Nova, ¡que coisa mais linda! También le eché el ojo a una batería, no parecía gran cosa, pero ya sabéis que para aporrear tambores cualquier caja me sirve. En una vitrina tenían un violín eléctrico que se me antojaba demasiado plasticoso pero que no me importaría poseer, ni era checo como el mío ni seguramente estuviese bien ajustado, pero la verdad es que por otro más… La joya de la corona (y que me hizo mirar las esquinas del techo buscando cámaras de seguridad) fue un saxo, un saxo tenor, de color azul con detalles dorados. Era el saxo más bonito que jamás había visto, 350€ y una etiqueta colgando que decía: Nuevo. No sé hasta qué punto garantizan que no haya ADN de otros en la boquilla, pero no me importaba nada, sólo verlo hacía que sonase Baker Street en mi cabeza. Lo quería. Lo quiero. No sé tocar el saxofón, la flauta siempre se me dio mal, pero, oh, señor, ese saxo era espectacular.

Esto me lleva a una reflexión, fuese nuevo o no el saxofón, ¿qué lleva a la gente a deshacerse de sus instrumentos? Me cuesta creer que sea sólo por dinero. Son objetos que requieren un cuidado mínimo en la mayoría de los casos, se meten en su funda, se cierra, se guarda y ya está. ¿Que tiene cuerdas? Se aflojan, se limpia el arco con pez y tan amigos, hasta la próxima. Verdad de la buena, ese eléctrico sería mi quinto violín, creo que sé cómo funciona lo de mantenerlos vivos.

Me da pena ver esas guitarras con pegatinas que han intentado quitar sin éxito y de las que quedan sucios restos de papel. Los 60€ que te saques no es dinero.

Por supuesto, si mantienen aquél bajo color ámbar y el precioso saxo azul (al que lógicamente bautizaría como Trane, no podía ser de otra manera) yo tan feliz, sin un duro en el bolsillo, pero feliz. A ver si aguantan sin vender… Soy un chico caprichoso.

Visto en: Gamazo, 26.

19 comentarios sobre “Los instrumentos musicales de Cash Converters”

  1. Lo que dice Hugo. Y cuanto antes.

    Si al final acabas dejandolo por imposible, puedes devolverlo al cash converters y haber alquilado un saxofón muy barato, o puedes conservarlo como elemento decorativo.

    Creo que lo que hace que la gente venda un instrumento es por dos razones diferentes:

    – Han comprado uno nuevo, y mejor, y se deshacen del cadaver del anterior para hacer espacio.
    – Han abandonado el intento de aprender a tocar el instrumento y necesitan hueco en casa porque van a tener un hijo. Esto es más común de lo que parece.

  2. Si a todo lo anterior.
    Añado que Baker Street es una CANCIÓN de verdad, de esas de las que hay un par al año (si el año es bueno). Lo mejor es que toda su magia es casualidad, el solo al que haces referencia es de un saxo porque el guitarrista que lo iba a tocar no apareció por el estudio. Cosas de la vida. A la canción le atribuyen el boom de los solos de saxo que luego marcarían los 80.
    Yo también adoro el Cash Converters, pero tengo unas restricciones de espacio y una parienta que me impiden desarrollar mi síndrome de Diógenes. Algún día tendré un cuchitril para mi solo…

  3. Sí, lo compraré. Pero no ahora (y esto me da pie a escribir otro post que tengo pendiente). Lo de las restricciones de espacio no lo veo. Pero bueno, ya lo desarrollaré más adelante.

  4. Entiendo que haya gente que vende un instrumento, por las razones que expone Aloisius, y por problemas económicos. Pero lo que no entiendo es que alguien venda nada en Cash Converters. Venden muy barato, increíblemente barato a veces. Para eso tienen que pagar una auténtica basura. Existiendo ebay, no tiene sentido ir a una de estas tiendas a vender, aunque para comprar si están bastante bien.

  5. En respuesta a Nesta, yo a eso sí le veo sentido. Si necesitas la pasta urgentemente es lógico recurrir a estas tiendas. Aunque sea malvenderlo, en eBay debes esperar a que se finalice una puja y a que el comprador envíe el dinero. Eso sin contar con la gente que desconfía de las transacciones en internet o los que no quieran pagar por poner un anuncio en eBay. Parece que me contradigo con lo que expreso en el post, no es así, en cualquier caso me parece malvenderlo por lo que cuento de que el mantenimiento es mínimo, no es como un coche clásico.

  6. Ahorra que estamos en crisis.
    Mi consejo patrocinado del día.
    Yo cada vez que voy veo cosillas que dices, joder, que tentación…pero mi lema es si no lo necesito, no lo compro. Claro está que si apareciese una Dreamcast…

  7. Nunca he visto un Cash Converters (no hay ninguno en mi comunidad autónoma) y me alegro. Dado la de cachivaches que guardo y de los que me encariño, podría ser peligroso una tienda de ese estilo.

    Lo primero que se me ha ocurrido sobre los instrumentos es que fue la madre de alguien. La mía lleva más de 10 años intentando deshacerse de mi guitarra (una vez al año, cuadno le da por ordenar el armario donde la tengo escondida). O de las muchas cosas que entre mi padre y yo escondemos por la casa (tengo un perro azul con ruedas debajo del escritorio).

  8. Veo que somos muchos los que sufrimos de lo mismo. Entrada al canto. Por cierto Bea, creo que ya te lo he dicho alguna vez, ¿para cuando un blog? Son gratis, están de moda, te permite hacer amigos y conocer a gente maravillosa y … jajaja, sí… entiendo.

  9. Mi primera guitarra me la compré hace algunos añitos en un Cash Converters de mi ciudad. No tenía demasiado dinero pero sí muchas ganas de aprender a tocar por lo que escogí la guitarra eléctrica más chula dentro de mis posibilidades, pero como por aquel entonces mi conocimiento sobre el instrumento era nulo, creo que acabé haciendo el primo.

    Al poco tiempo descubrí que por el mismo precio podía haber conseguido una guitarra en cualquier tienda. En cualquier caso esa primera guitarra ahora está más que apolillada e inservible (es decir en el mismo estado en el que la adquirí), pero por nada del mundo la vendería.Son demasiados recuerdos de aprendiz los que guardo.

    Si no fuera por el propietario original que estuvo dispuesto a vender su guitarra, yo nunca me hubiera comprado una. Así que se puede decir que los Cash Converters cumplen una función social. Son casi como Cáritas, vaya.

  10. Hola a todos
    Mi opinión es que el cash converter no vale la pena ni para vender ni para comprar absolutamente nada, al menos en el que hay en mi ciudad (no sé si en todos será igual). No vale la pena vender por lo que ya todos sabemos en cuanto a lo que te van a pagar. Pero además, es que los precios a los que venden, no son nada baratos, he visto monitores de ordenador hechos polvo, con un aspecto deplorable por 70 euros, estando el mismo monitor nuevo en una gran superficie a 75. Ya solo entrar en la tienda… espanta el aspecto que tiene todo, ni se han molestado de adecentar un poco lo que venden, lo colocan asi mismo, como les llega y con unos precios que son de risa. Y de los instrumentos musicales que venden… mejor ni hablar, hay que tener valor para comprar uno. En fin, no recomendaria comprar ni vender ahí por nada del mundo.

  11. Haber va para el k a escrit0 est0. ve0 k eres un p0k0 0ptimista y muy negativ0 k0n t0d0. kada un0 tienen sus gust0s y kada un0 k0mpra y vende l0 k kiera. y0 aki buskand0 k0sas pa ver k p0nen y me sale la gilip0yez esta. ai k j0derse

  12. Yo compré un saxo en cash converters por 350euros en valencia, no se si era el mismo.Menuda mierda!No podía dar clases con el.Sonaba mucho a aire y tenía un grupo de teclas que no se podia alcanzar de forma cómoda.Fue muy frustante para mi porque no se podia saber si sonaba mal porque yo lo tocaba mal o por culpa del instrumento.Me compré otro de 1200 euros de segunda mano, y, pese a que costó un ojo de la cara, ahora me va de cine .Si me equivoco mi profesor puede corregirme sin problemas.

  13. Yo tengo un piano electrico Yamaha de mi hija que dejó de estudiar piano, está nuevo, precioso con su soporte y su pedal y altavoz. Lo tengo envuelto en una manta en lo alto de un armario y quisisera venderlo pero no a los choricillos del cash conver. Si a alguno le interesa se lo dejo por buen precio (Málaga)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *