Los instrumentos musicales de Cash Converters

Imagino que todos cono­céis estos esta­ble­ci­mien­tos. Bási­ca­mente es como si nos que­dá­se­mons sin inter­net y los de eBay deci­die­sen mon­tar una tienda física en la que la gente deja los pro­duc­tos sin espe­rar a ven­derlo direc­ta­mente a un par­ti­cu­lar, con más intermediarios.

Siem­pre que paso cerca de alguno echo un ojo al esca­pa­rate, pocas veces entro. Sue­len mos­trar cosas curio­sas: un Mac­Book con un post-it que dice: Fun­ciona, una Atari 2600 por 80€, pati­nes de herra­jes con óxido, cal­cu­la­do­ras cien­tí­fi­cas, dis­cos y pelí­cu­las, etc.

Pero de todas las cosas lo que siem­pre me llama más la aten­ción y lo que me pone los dien­tes lar­gos son los ins­tru­men­tos. A parte de la típica flauta dulce esco­lar babeada por cual­quier niño con vari­cela pue­des encon­trar cosas muy elegantes.

La semana pasada me dejé caer por uno con un amigo, sólo por curio­sear, y ade­más de los sud­ame­ri­ca­nos com­prando herra­mien­tas de obra pesada y mate­rial de segu­ri­dad (me fia­ría de un mar­ti­llo neu­má­tico de segunda mano, incluso de un casco, pero no pon­dría mi vida en juego por aho­rrarme unos euros en un arnés) se me fue­ron los ojos a cua­tro cosas muy con­cre­tas: pri­mero, un bajo de madera con un tacto muy suave, tan suave que de tenerlo lo lla­ma­ría Bossa Nova, ¡que coisa mais linda! Tam­bién le eché el ojo a una bate­ría, no pare­cía gran cosa, pero ya sabéis que para apo­rrear tam­bo­res cual­quier caja me sirve. En una vitrina tenían un vio­lín eléc­trico que se me anto­jaba dema­siado plas­ti­coso pero que no me impor­ta­ría poseer, ni era checo como el mío ni segu­ra­mente estu­viese bien ajus­tado, pero la ver­dad es que por otro más… La joya de la corona (y que me hizo mirar las esqui­nas del techo bus­cando cáma­ras de segu­ri­dad) fue un saxo, un saxo tenor, de color azul con deta­lles dora­dos. Era el saxo más bonito que jamás había visto, 350€ y una eti­queta col­gando que decía: Nuevo. No sé hasta qué punto garan­ti­zan que no haya ADN de otros en la boqui­lla, pero no me impor­taba nada, sólo verlo hacía que sonase Baker Street en mi cabeza. Lo que­ría. Lo quiero. No sé tocar el saxo­fón, la flauta siem­pre se me dio mal, pero, oh, señor, ese saxo era espectacular.

Esto me lleva a una refle­xión, fuese nuevo o no el saxo­fón, ¿qué lleva a la gente a des­ha­cerse de sus ins­tru­men­tos? Me cuesta creer que sea sólo por dinero. Son obje­tos que requie­ren un cui­dado mínimo en la mayo­ría de los casos, se meten en su funda, se cie­rra, se guarda y ya está. ¿Que tiene cuer­das? Se aflo­jan, se lim­pia el arco con pez y tan ami­gos, hasta la pró­xima. Ver­dad de la buena, ese eléc­trico sería mi quinto vio­lín, creo que sé cómo fun­ciona lo de man­te­ner­los vivos.

Me da pena ver esas gui­ta­rras con pega­ti­nas que han inten­tado qui­tar sin éxito y de las que que­dan sucios res­tos de papel. Los 60€ que te saques no es dinero.

Por supuesto, si man­tie­nen aquél bajo color ámbar y el pre­cioso saxo azul (al que lógi­ca­mente bau­ti­za­ría como Trane, no podía ser de otra manera) yo tan feliz, sin un duro en el bol­si­llo, pero feliz. A ver si aguan­tan sin ven­der… Soy un chico caprichoso.

Visto en: Gamazo, 26.

19 thoughts on “Los instrumentos musicales de Cash Converters

  1. Lo que dice Hugo. Y cuanto antes.

    Si al final aca­bas dejan­dolo por impo­si­ble, pue­des devol­verlo al cash con­ver­ters y haber alqui­lado un saxo­fón muy barato, o pue­des con­ser­varlo como ele­mento decorativo.

    Creo que lo que hace que la gente venda un ins­tru­mento es por dos razo­nes diferentes:

    - Han com­prado uno nuevo, y mejor, y se des­ha­cen del cada­ver del ante­rior para hacer espa­cio.
    – Han aban­do­nado el intento de apren­der a tocar el ins­tru­mento y nece­si­tan hueco en casa por­que van a tener un hijo. Esto es más común de lo que parece.

  2. Creo que Hugo y Aloi­sius tie­nen razón, mucha­cho. Es posi­ble que hoy no. Tal vez mañana tam­poc pero lle­gará el momento en que te arre­pen­ti­rás.
    Si lo sabré yo…

  3. Si a todo lo ante­rior.
    Añado que Baker Street es una CANCIÓN de ver­dad, de esas de las que hay un par al año (si el año es bueno). Lo mejor es que toda su magia es casua­li­dad, el solo al que haces refe­ren­cia es de un saxo por­que el gui­ta­rrista que lo iba a tocar no apa­re­ció por el estu­dio. Cosas de la vida. A la can­ción le atri­bu­yen el boom de los solos de saxo que luego mar­ca­rían los 80.
    Yo tam­bién adoro el Cash Con­ver­ters, pero tengo unas res­tric­cio­nes de espa­cio y una parienta que me impi­den desa­rro­llar mi sín­drome de Dió­ge­nes. Algún día ten­dré un cuchi­tril para mi solo…

  4. Sí, lo com­praré. Pero no ahora (y esto me da pie a escri­bir otro post que tengo pen­diente). Lo de las res­tric­cio­nes de espa­cio no lo veo. Pero bueno, ya lo desa­rro­llaré más adelante.

  5. Entiendo que haya gente que vende un ins­tru­mento, por las razo­nes que expone Aloi­sius, y por pro­ble­mas eco­nó­mi­cos. Pero lo que no entiendo es que alguien venda nada en Cash Con­ver­ters. Ven­den muy barato, increí­ble­mente barato a veces. Para eso tie­nen que pagar una autén­tica basura. Exis­tiendo ebay, no tiene sen­tido ir a una de estas tien­das a ven­der, aun­que para com­prar si están bas­tante bien.

  6. En res­puesta a Nesta, yo a eso sí le veo sen­tido. Si nece­si­tas la pasta urgen­te­mente es lógico recu­rrir a estas tien­das. Aun­que sea mal­ven­derlo, en eBay debes espe­rar a que se fina­lice una puja y a que el com­pra­dor envíe el dinero. Eso sin con­tar con la gente que des­con­fía de las transac­cio­nes en inter­net o los que no quie­ran pagar por poner un anun­cio en eBay. Parece que me con­tra­digo con lo que expreso en el post, no es así, en cual­quier caso me parece mal­ven­derlo por lo que cuento de que el man­te­ni­miento es mínimo, no es como un coche clásico.

  7. Aho­rra que esta­mos en cri­sis.
    Mi con­sejo patro­ci­nado del día.
    Yo cada vez que voy veo cosi­llas que dices, joder, que tentación…pero mi lema es si no lo nece­sito, no lo com­pro. Claro está que si apa­re­ciese una Dreamcast…

  8. Nunca he visto un Cash Con­ver­ters (no hay nin­guno en mi comu­ni­dad autó­noma) y me ale­gro. Dado la de cachi­va­ches que guardo y de los que me enca­riño, podría ser peli­groso una tienda de ese estilo.

    Lo pri­mero que se me ha ocu­rrido sobre los ins­tru­men­tos es que fue la madre de alguien. La mía lleva más de 10 años inten­tando des­ha­cerse de mi gui­ta­rra (una vez al año, cuadno le da por orde­nar el arma­rio donde la tengo escon­dida). O de las muchas cosas que entre mi padre y yo escon­de­mos por la casa (tengo un perro azul con rue­das debajo del escritorio).

  9. Veo que somos muchos los que sufri­mos de lo mismo. Entrada al canto. Por cierto Bea, creo que ya te lo he dicho alguna vez, ¿para cuando un blog? Son gra­tis, están de moda, te per­mite hacer ami­gos y cono­cer a gente mara­vi­llosa y … jajaja, sí… entiendo.

  10. Mi pri­mera gui­ta­rra me la com­pré hace algu­nos añi­tos en un Cash Con­ver­ters de mi ciu­dad. No tenía dema­siado dinero pero sí muchas ganas de apren­der a tocar por lo que escogí la gui­ta­rra eléc­trica más chula den­tro de mis posi­bi­li­da­des, pero como por aquel enton­ces mi cono­ci­miento sobre el ins­tru­mento era nulo, creo que acabé haciendo el primo.

    Al poco tiempo des­cu­brí que por el mismo pre­cio podía haber con­se­guido una gui­ta­rra en cual­quier tienda. En cual­quier caso esa pri­mera gui­ta­rra ahora está más que apo­li­llada e inser­vi­ble (es decir en el mismo estado en el que la adquirí), pero por nada del mundo la vendería.Son dema­sia­dos recuer­dos de apren­diz los que guardo.

    Si no fuera por el pro­pie­ta­rio ori­gi­nal que estuvo dis­puesto a ven­der su gui­ta­rra, yo nunca me hubiera com­prado una. Así que se puede decir que los Cash Con­ver­ters cum­plen una fun­ción social. Son casi como Cári­tas, vaya.

  11. Hola a todos
    Mi opi­nión es que el cash con­ver­ter no vale la pena ni para ven­der ni para com­prar abso­lu­ta­mente nada, al menos en el que hay en mi ciu­dad (no sé si en todos será igual). No vale la pena ven­der por lo que ya todos sabe­mos en cuanto a lo que te van a pagar. Pero ade­más, es que los pre­cios a los que ven­den, no son nada bara­tos, he visto moni­to­res de orde­na­dor hechos polvo, con un aspecto deplo­ra­ble por 70 euros, estando el mismo moni­tor nuevo en una gran super­fi­cie a 75. Ya solo entrar en la tienda… espanta el aspecto que tiene todo, ni se han moles­tado de ade­cen­tar un poco lo que ven­den, lo colo­can asi mismo, como les llega y con unos pre­cios que son de risa. Y de los ins­tru­men­tos musi­ca­les que ven­den… mejor ni hablar, hay que tener valor para com­prar uno. En fin, no reco­men­da­ria com­prar ni ven­der ahí por nada del mundo.

  12. Haber va para el k a escrit0 est0. ve0 k eres un p0k0 0ptimista y muy negativ0 k0n t0d0. kada un0 tie­nen sus gust0s y kada un0 k0mpra y vende l0 k kiera. y0 aki buskand0 k0sas pa ver k p0nen y me sale la gilip0yez esta. ai k j0derse

  13. Yo com­pré un saxo en cash con­ver­ters por 350euros en valen­cia, no se si era el mismo.Menuda mierda!No podía dar cla­ses con el.Sonaba mucho a aire y tenía un grupo de teclas que no se podia alcan­zar de forma cómoda.Fue muy frus­tante para mi por­que no se podia saber si sonaba mal por­que yo lo tocaba mal o por culpa del instrumento.Me com­pré otro de 1200 euros de segunda mano, y, pese a que costó un ojo de la cara, ahora me va de cine .Si me equi­voco mi pro­fe­sor puede corre­girme sin problemas.

  14. Yo tengo un piano elec­trico Yamaha de mi hija que dejó de estu­diar piano, está nuevo, pre­cioso con su soporte y su pedal y alta­voz. Lo tengo envuelto en una manta en lo alto de un arma­rio y qui­si­sera ven­derlo pero no a los cho­ri­ci­llos del cash con­ver. Si a alguno le interesa se lo dejo por buen pre­cio (Málaga)

Deja un comentario